Crumble de lentejas y verduras

Transient

Me apetecían lentejas pero hacía poco frío para sopa o guiso. Recordaba una feliz receta antigua, que creía haber colgado en el blog. Buscando buscando apareció, pero en mi antiguo blog (el primer intento. Lo más curioso es que el antiguo post era de exactamente 3 años atrás, o sea que está más que claro que es un plato para comienzos del otoño.

Un sencillo crumble salado que, una vez cocidas las lentejas (y en un apuro se pueden comprar hechas), se arma muy rápido y resulta sabroso, ligero y satisfactorio a la vez. Puedes variar las verduras (aunque la combinación de zanahoria, puerro y calabacín a mí me parece ganadora) y los condimentos (por ejemplo usando ajo y pimentón para darle un toque más español, o curry con canela y caramomo...). También la mezcla para el crumble admite muchas variantes según quieras o no gluten, lácteos o frutos secos.

En definitiva: la idea es jugar un poco con lo que tengas más a mano o te tiente más. Esta fue mi combinación más reciente:  

Crumble de lentejas y verduras 
Ingredientes
1 calabacín 
1 cebolla tierna o puerro 
1 diente ajo, picado 
aceite de oliva extra-virgen 
2-3 zanahorias 
1 taza lentejas de Puy (o coral) cocidas con 1 trocito alga kombu 
1/4 cucharita cúrcuma 
1/2 cucharita albahaca seca 
unas hojas tomillo fresco 
sal marina 
para el crumble:

1/2 taza almendra molida

2 cucharadas copos de avena extra finos

opcional: 1 cucharada pan rallado y/o 1 cucharada queso parmesano

unas cucharadas leche de arroz o avena (para ligar todo)

sal marina

pimienta negra recién molida

Preparar las lentejas. Lavarlas en un colador bajo el grifo. Colocar en una olla con el alga kombu y agua que cubra. Llevar a ebullición. Bajar el fuego y dejar cocer durante 25 minutos (o menos, según el tipo de lenteja: si son rojas, apenas 15 minutos). Apagar el fuego, colar y reservar. Cortar el puerro o cebolleta en rodajas bien finas. En una sartén de fondo grueso añadir un poco de aceite y cuando esté caliente añadir el puerro y una pizca de sal. Saltear unos minutos, luego añadir el ajo y la cúrcuma y saltear otro minuto. Añadir el resto de las verduras, otra pizca de sal y la albahaca seca. Saltear unos 5 minutos, hasta que esté todo tierno pero sin dorar demasiado. Apagar el fuego y mezclar con las lentejas coladas (y, opcionalmente, el alga kombu cortada en trocitos pequeños). Colocar la mezcla en una fuente de horno apenas rociada con aceite de oliva y aplastar un poco con una cuchara de madera. Aquí también puedes espolvorear por encima unas semillas de sésamo tostadas o un poco de condimento de semillas y algas.

Preparar la mezcla del crumble en un bol, mezclando primero los ingredientes secos y luego añadiendo la leche poco a poco hasta que todo quede bastante unido. Repartir con las yemas de los dedos por encima de las verduras. Hornear en un horno precalentado a 190ºC durante aprox. 30 minutos o hasta que esté dorado por encima.Servir tibio o a temperatura ambiente (que permite que cuajen todos los sabores), con las hojas de tomillo fresco por encima.