Galletas de avena, espelta y mermelada

Cuando di la clase sobre endulzantes naturales mucha gente se llevó una gran desilusión. Empecé diciendo que no debemos buscar nutrición en nuestros postres, porque no la hay. Comemos dulces por placer, pero no para nutrirnos. La nutrición está en la comida. Tras esta triste verdad, sin embargo, lo cierto es que estamos casi genéticamente predispuestos a amar el dulce (pensad en la lecha materna: dulce y grasa). Entonces se trata de buscar lo "menos malo" para el cuerpo. 

Estas galletas son un buen ejemplo. Endulzadas con melaza de arroz (uno de los pocos endulzantes que mantiene algo de sus cualidades nutritivas del cereal del que proviene), son bien dulces, crujientes y satisfactorias. Si utilizas una mermelada casera bien natural, o por ejemplo un sirope de manzana o pera, todavía mejor. 

Os advierto: a los que estáis acostumbrados a comer dulces con azúcar refinado (que es puro dulzor sin más) notaréis que la melaza de arroz no sólo es bastante menos dulce, sino que también, como todos los endulzantes naturales, tiene su propio carácter y sabor. Es muy divertido ir experimentando con los diferentes endulzantes para conocer uno por uno cómo saben y cómo funcionan en cocina. La melaza en particular va bien para galletas pero no tanto para bizcochos, ya que su consistencia es densa y puede volver pesado un bizcocho que queremos que sea más esponjoso. 

Si queréis más dulzor, usad mitad melaza, mitad sirope de agave, como sigue:

Galletas de avena y mermelada
Basado en una receta de 101cookbooks
Ingredientes: 
3/4 taza copos de avena finos
1,5 tazas harina integral de espelta
1/3 taza melaza de arroz
1/3 taza sirope de agave
unas gotas extracto de azahar
ralladura de 1/2 limón
1 cucharada maicena
1/2 cucharada sal marina
1/4 cucharada bicarbonato de sodio
1/3 taza aceite de oliva (o de coco)
tu mermelada favorita

IMG_9882.jpg

Precalentar el horno a 200ºC.
En un cazo pequeño, calentar un poco la melaza hasta que adquiera una consistencia líquida. En un bol, mezclar el aceite con el sirope de agave y el extracto de azahar. Echar la melaza por encima y mezclar. En un bol aparte, mezclar la harina, copos de avena, sal, bicarbonato, ralladura de limón y maicena. Unir la mezcla de secos con los húmedos, mezclando hasta que se junte todo pero sin pasarse. Dejar reposar un par de minutos. Deberías tener una masa densa. 

Preparar una bandeja de horno con papel vegetal. Utilizando una cucharita de té, hacer bolitas de una cucharadita y dejarlas caer sobre el papel vegetal, dejando un poquito de espacio entre una y otra. Con la parte de atrás de una cucharita o tu dedo meñique, hacer agujeritos en cada galleta. Rellenar con tu mermelada favorita. Hornear 7-9 minutos, hasta que estén un poquito doradas por debajo (pero sin pasarse, se secan mucho!). Quitar del horno y dejar enfriar.