Pastel de chocolate y coco

Mi suegra cumplió 60 años y para celebrar hice por segunda vez en mi vida esta receta de Heidi. La primera vez fue cuando Olivia cumplió 1 añito. Recuerdo que los amigos, que me conocen bien, venían preparados para que el pastel de cumple fuera algo sano y poco dulce, preferentemente sin chocolate ni azúcar y muy del reino vegetal. Podría haber sido (de hecho el primer año de Bruno lo celebramos con un menú completamente así) pero esta vez los sorprendí. Este pastel tiene cantidades importantes de chocolate y es muyy dulce (aunque el dulce lo da sirope de arce, mi endulzante favortio). Si quisieras que no se notara tanto el coco podrías utilizar otro aceite en vez de coco (o incluso mantequilla; si es orgánica, mejor!).

Unas palabras de advertencia: no es una receta económica, sino generosa; el resultado también lo es. Tiene dos ingredientes relativamente caros: el aceite de coco y el sirope de arce. El primero se sustituye fácilmente, como dije en el párrafo anterior). Para el sirope de arce, también podríais sustituir por miel, melaza (quedaría algo menos dulce) o agave (reduciendo un poco la cantidad; si no quedaría demasiado dulce). Pero el sabor complejo y profundo del sirope de arce no te lo dará ninguna de estas versiones. Creo que es el endulzante favorito de esta casa, y la inversión (y la ocasión) lo vale.

Mi gran cambio a la receta original es que omití su cobertura cremosa, demasiado empalagosa para mi gusto. El pastel es bastante suculento en sí, y también mojadito así que para mí la cobertura le sobra. En su lugar lo decoré con un elegante espolvoreado de azúcar glas (azúcar impalpable, cómo me gusta la denominación argentina). También podrías optar por coco rallado, para seguir en la misma tónica. 

También cambié la forma habitual utilizando mi molde de silicona que es lo mejor que le pasó a la repostería; me gusta cómo se deja cortar un pastel con agujero en el centro.

Pastel de chocolate y coco
Basado en 101cookbooks
Ingredientes: 
2,5 tazas harina de espelta
3/4 taza cacao en polvo (el verdadero, no Colacao ni Nesquik)
1 taza leche de coco
2 huevos
1/4 taza aceite de coco (o mantequilla derretida)
1 cucharada levadura en polvo
1/2 cucharita sal
1 cucharitas esencia de vainilla
200 gramos chocolate amargo de calidad, rallado o cortado muy fino
1/2 taza aceite de coco apenas derretido (o a temperatura ambiente, en verano) (o mantequilla)
1 taza sirope de arce
Azúcar glas o coco rallado (opcional)

Precalentar el horno a 190ºC. Preparar el molde (aunque si es de silicona no hace falta!). 
En un bol grande, combinar la harina, el cacao en polvo, la levadura y la sal. En un bol mediano, batir el aceite de coco o mantequilla derretida con el sirope de arce hasta que parezca caramelo. Batir añadiendo los huevos, la vainilla y la leche de coco. Combinar con la mezcla de harina y mezclar hasta que esté todo apenas combinado, sin pasarse. Volcar la mezcla en el molde preparado y hornear unos 40 minutos. Un palillo insertado en el centro deberá salir todavía apenas húmedo. 
Espolvorear con azúcar glas o coco rallado.

IMG_8885.JPG