Paté de habas frescas con aceite de romero

Las habas se las traen. Son un bien efímero, verdura de temporada si las hay, pero además requieren un arduo trabajo manual que permite conseguir una cantidad poco apreciable para apetitos generosos. Pero valen la pena. Más cuando hay invitados de por medio. 

El plan del sábado por la tarde era recibir a unos amigos en casa para hacer pan casero con los niños. Tenía 1 kg de habas frescas que me había traído Xavi un par de días antes. Se me ocurrió este paté inspirado en uno de alubias con almendras que me encanta del último libro de Heidi (qué confianzuda soy, llamándola por su nombre, como si la conociera). 

Paté de habas frescas con aceite de romero
Ingredientes:
1 kg habas frescas
1/4 taza aceite de oliva extra virgen
1 cucharadita romero fresco
1 diente ajo 
sal marina
zumo de 1/2 limón
unas almendras o nueces tostadas picadas, para decorar

Desenvainar las habas. Poner un poco de agua a hervir en una cacerola con una pizca de sal. Añadir las habas y hervir durante 4 minutos. Colar y pasar bajo el grifo de agua fría. Una vez que estén manipulables, pelar otra vez, haciendo con la punta de la yema de los dedos un tajito hasta que -plop- sale la delicia verde y tierna de dentro. 
Preparar el aceite de romero: calentar el aceite junto con el romero fresco gruesamente picado  y el diente de ajo cortado al medio, hasta que empiece a hacer ruidito, apenas 1 minuto o 2, a fuego bajo. Quitar del fuego y colar. Deshechar el romero y el ajo.  
Procesar las habas junto con el zumo de limón, 2/3 del aceite de romero, una generosa pizca de sal. Añadir un poco de agua si fuera necesario hasta conweguir la consistencia deseada.
Servir en un plato, hacer unos surcos y volcar por encima el aceite de romero restante. Si se desea, espolvorear con los frutos secos tostados picados. 
Servir con pan de pita, grisines integrales (os recomiendo mucho los de espelta que hace mi amigo Adrián de Delicias Artesanales, llenos de semillas y bondad), pan casero (de olivas queda espectacular!) o crudités.

También se puede usar para rellenar alcachofas, así: