Tarta tatin de remolacha y boniato

Llegó el otoño y con él la temporada de verduras dulces de raíz, que nos darán calor, tierra y dulzor para aguantar con fuerza los meses de frío que se vienen (qué pereza!). Tal vez sea de las únicas cosas que me gustan del fin del verano. Calabaza y boniato a diario, mientras dure la temporada. Mucha remolacha también. A B. y O. les encanta el boniato asado entero hasta que queda bien blandito, luego lo parto al medio y lo comen con cucharita, así sin más. 

Aquí va una tarta -salada, aunque dulce- inspirada en una receta de Aran (ella la hace con remolacha y patata; yo propongo boniato en vez de la patata, que la hace aún más dulce) para aprovechar los frutos del otoño. 
La masa es de harina de arroz y almendra, o sea libre de gluten y apta para celíacos. Yo usé aceite de coco, que le añade un sabor denso delicioso; también puedes conseguir esa profundidad grasa con mantequilla, o usar aceite de oliva. 

Tarta tatin de remolacha y boniato
Ingredientes:
Para la masa: 
3/4 taza harina de arroz integral
1/3 taza tapioca
1/3 taza almendra en polvo
6 cucharadas aceite de coco (o de oliva)
4-6 cucharadas agua helada
1/2 cucharita sal marina fina
2 cucharitas semillas de chia (opcional)
Para el relleno:
2 boniatos
4 remolachas medianas
2 cucharadas aceite de oliva
3 cebollas
1 cucharita semillas de hinojo 
1 pizca sal
1 diente ajo
1 cucharada vinagre de umeboshi o balsámico

Asar la remolacha y el boniato cortados en rodajas de 1 cm. durante aprox. 30 minutos, con un poquito de aceite de oliva y una pizca de sal.
Mientras se hacen, preparar la masa. Mezclar las harinas y la tapioca en un bol con la sal y las semillas de chia. Añadir el aceite de coco frío y deshacer con los dedos hasta que quede una arenilla. Añadir agua y amasar un poco en el bol. Pasar a un papel film y formar un disco aplastando con los dedos. Poner en la nevera durante 1 hora.
Mientras, preparar el relleno. Cortar la cebolla en medialunas. Calentar una sartén con un poco de aceite y saltear las cebollas con una pizca de sal durante unos 10 minutos o hasta que estén ligeramente caramelizadas. Añadir el ajo picado y el hinojo y saltear unos 3 minutos más. Apagar el fuego y añadir el vinagre. Reservar. 
Preparar un molde redondo con un poquito de aceite (también puedes usar papel vegetal, para facilitar el desmoldado). Añadir las rodajas de remolacha y boniato cubriendo todo el fondo. Poner por encima la cebolla caramelizada. Quitar la masa de la nevera. En una superficie de mármol espolvorear un poco de harina de arroz. Amasar la masa hasta formar un disco un poco más grande que el tamaño de tu fuente. Ponerlo por encima de las verduras. Hornear a 190ºC durante aprox. 30 minutos o hasta que la masa esté dorada. Dejar enfriar unos minutos antes de darle la vuelta y desmoldar sobre un plato redondo. 
Servir con un poco de perejil picado o tomillo fresco por encima. 

 

IMG_1030.jpg

Aprovecho para anunciar con mucho gusto que el próximo 27 de octubre, domingo por la mañana, estaré ofreciendo una charla sobre "La salud a través de la cocina" junto con el equipo de Mimasa. Para apuntarse hay que contactar directamente con Mimasa, aquí tenéis toda la información:  

camila_loew charla.jpg